Nuevos tiempos, nuevos tratamientos

  • Nuevos tiempos, nuevos tratamientos

    Nuevos tiempos, nuevos tratamientos

    En los últimos años, la situación de crisis económica ha provocado numerosas consecuencias que podemos ver en forma de recortes en todos los ámbitos, en sanidad, en educación, a pesar de las continuas protestas ciudadanas. Como no podía ser de otra forma, esta crisis se traduce en un empobrecimiento de las familias, que deben más que nunca reducir gastos, en la medida de lo posible y especialmente en aquello que suponga un gran desembolso.

     Una situación que ha provocado un descenso en los tratamientos de fertilidad realizados a través de clínicas privadas, y que ha motivado la creación de paquetes de tratamiento financiados para posibilitar a aquellas parejas que no pueden tener hijos acceder a las últimas técnicas de inseminación artificial o fecundación in vitro. También se ofrece a precios más bajos la vitrificación, técnica que consiste en la criopreservación de óvulos ya fecundados, embriones, a muy bajas temperaturas identificados siempre en sus probetas mediante etiquetas de laboratorio.

    Además, en los últimos años ha comenzado a realizarse un nuevo tratamiento menos costoso que goza de gran popularidad entre las parejas o mujeres que desean lograr un embarazo. Se trata de la mini-fiv, denominada de esta forma al tratarse de una fecundación in vitro en formato “mini”. También llamada en otras clínicas “soft-fiv” o “fiv suave”, se trata de una técnica similar a la fecundación in vitro tradicional pero utilizando una menor estimulación ovárica, lo que hace que se obtenga un menor número de ovocitos fecundables. Los especialistas aseguran que a pesar de ello suelen ser de mayor calidad, y en cualquier caso este tratamiento además de resultar más económico previene la posible hiperestimulación ovárica que puede producirse en las fiv tradicionales.

    Al igual que ocurre con las fecundaciones in vitro realizadas con una cantidad mayor de medicación para la estimulación del crecimiento de ovocitos, en caso de que sea fecundado un número mayor que el que se desea transferir al útero materno es posible la congelación de los embriones restantes en sus respectivos recipientes marcados siempre de forma adecuada mediante etiquetas técnicas de laboratorio. En este caso se ofrece a los padres la opción de vitrificarlos para un posible embarazo posterior, o bien donarlos para la investigación con células madre.

    Una nueva opción la de la fecundación in vitro con baja estimulación ovárica que se presenta como la solución para aquellas parejas o mujeres que desean lograr un embarazo y por diversos motivos no pueden conseguirlo de forma natural.

     

    MicroPlanet: Haciéndolo evidente

    Comments are closed.