Bienvenido al laboratorio del siglo XXI (parte 2)

  • Bienvenido al laboratorio del siglo XXI (parte 2)

    Bienvenido al laboratorio del siglo XXI (parte 2)

     

    Esta situación ha llevado en los últimos años a reguladores sanitarios, financieros y agencias de acreditación a nivel mundial a intentar eliminar o mitigar al máximo la pérdida de muestras. Las diferentes agencias sanitarias reguladoras han implementado leyes para el uso y almacenado de muestras (ver figura 1 en el artículo) y en las universidades se han identificado y catalogado los principales y más generalizados errores de muestreo. Desde Etiquetas de Laboratorio te mostramos la segunda parte de este tema laboratorios del siglo XXI.

    Una mayor cautela en la manipulación y etiquetado de la muestra

    PostBrady1003,jpeg

    Definiendo los puntos débiles en el proceso de manipulación de la muestra
    A medida que la comunidad científica consigue colectivamente mejorar las prácticas en la gestión de muestras, se consigue identificar los puntos débiles del proceso que pueden ser mejorados. En la mayoría de los casos, el punto débil se produce durante la fase de pre-análisis, cuando la muestra es identificada y etiquetada, y se reducen principalmente a tres:

    1. No concordancia espécimen/espécimen solicitado
    2. Muestra sin etiqueta
    3. Espécimen mal etiquetado

    Además, este estudio (120 instituciones y más de 16.000 posibles errores de muestra) concluye que más del 50% de los errores se deben a un fallo en el etiquetado.

    PostBrady1004

     Mejorando el proceso de trabajo

    Teniendo en cuenta los puntos comunes de error, los laboratorios  podrían eliminar la mayoría de éstos implementando dos cambios clave en su propia identificación de muestras y el proceso de trabajo de manipulación:

    • Reducir los errores de etiquetado mediante el establecimiento de un sistema de códigos de barras estándar en el punto de toma de la muestra. La eliminación de la escritura a mano representa en sí misma una mejora drástica.
    • Reducir el fallo de la etiqueta (material) usando etiquetas imperecederas diseñadas para soportar las temperaturas extremas a las que se someten las muestras, como la congelación de nitrógeno líquido, autoclave, procedimientos de tinción o el almacenamiento a largo plazo. Todos estos procesos pueden alterar, manchar, volver la etiqueta ilegible o simplemente desengancharla del recipiente de la muestra, así que el material base de la etiqueta y la potencia del adhesivo son determinantes del éxito del proceso. Debe ser un material altamente técnico que garantice un resultado perfecto.

    Otro factor determinante es la reducción de tiempo en el proceso de etiquetado y clasificación de muestras, que puede reducirse de 40 a 5 minutos (ver estudio de Louisiana Cancer Research Consortium, pág. 8). Resulta evidente la ganancia asistencial, científica y  económica del proceso.

    Conclusiones sobre los laboratorios del siglo XXI

    El laboratorio del siglo XXI se enfrenta a un conjunto más amplio de oportunidades para la atención médica y la investigación, utilizando nuevas tecnologías que cambiarán nuestra capacidad de aprovechar la comprensión biológica para mejorar la atención al paciente. Con el consecuente y enorme incremento del volumen de muestras que se generarán en los laboratorios se presentan varios desafíos en la forma de uso e identificación de muestras, ya que los métodos manuales utilizados mayoritariamente resultan insuficientes por este aumento del volumen de muestras y la colaboración entre laboratorios que obliga al transporte de  muestras de un laboratorio a otro, mucho más de lo que se hacía hasta ahora.

    La reducción de la ineficiencia se conseguirá con la actualización y mejora de los métodos de trabajo, se convertirá en una prioridad en los laboratorios y los órganos de administración y supervisión deberán ayudar a asegurar que todos los laboratorios incorporen estos nuevos métodos para el seguimiento de los datos y de sus muestras con eficacia y economía.

    Por otra parte, la preservación de las muestras es un tema crítico para el sustento de los laboratorios. La necesidad de almacenaje durante años obliga a asegurar que la información de la etiqueta se mantenga clara y definida.

    Para ello, hay que tener en cuenta ya el siguiente “tetrálogo”:

    • Utilice una  impresora de etiquetas. La eliminación de la variable de la escritura manual elimina uno de los riesgos más grande conocidos en la identificación de la muestra. Este es el primer paso a incorporar en su laboratorio.
    • Utilice etiquetas probadas para soportar el medio y condiciones en que serán tomadas, analizadas y almacenadas.
    • Pruebe todas las etiquetas antes de usarlas. Incluso teniendo en cuenta los datos de rendimiento del fabricante de etiquetas, asegure el proceso probando sólo con una antes de utilizarla en todo el sistema de muestreo.
    • Automatice el seguimiento utilizando un código de identificación de la muestra antes de procesarla, para poder acceder a ella con facilidad desde cualquier punto o momento del proceso.

    Reducir errores en el proceso de investigación ha sido siempre objetivo de médicos y científicos. En este caso, la solución consiste en analizar los puntos débiles del proceso de identificación de muestras existentes y mejorar la manipulación de las mismas, incluyendo la adopción de métodos de etiquetado normalizados, códigos de barras, y el uso de etiquetas diseñadas para soportar las condiciones extremas en el entorno de laboratorio.

    Con sólo unos pequeños cambios, muchos laboratorios pueden reducir drásticamente el riesgo de fracaso en el proceso de etiquetado y almacenaje de muestras, protegiendo así, no sólo sus muestras, sino también el valor potencial que cada muestra representa para futuros estudios y descubrimientos.

    Desde MicroPlanet le animamos a actualizar su sistema de identificación de muestras. Desde una rotuladora de bolsillo (con la Impresora BMP21 Brady de Etiquetas de Laboratorio) para etiquetados manuales de forma ocasional, hasta impresoras de trasferencia térmica para grandes volúmenes de impresión (IP, BP), conectables a sistemas LIMS de laboratorios analíticos, pasando por sistemas intermedios.

    Con menor número de muestras pero los mismos requerimientos, más utilizados en nuestros laboratorios de investigación, académicos  (BBP33, Impresora BMP71 promoción, etc.). Contacte con nosotros: le ayudaremos en la implantación. !Bienvenido al siglo XXI!

     

    Para descargar el pdf del estudio completo original

    post brady 100 foto capçalera

     

    MicroPlanet: Haciéndolo evidente

    Comments are closed.